El nuevo ciclo: Año Nuevo del Rave

 In Calendario, Nadia Soso | Mi Blog

Como hemos visto en Los Ciclos de la Vida, la entrada que publiqué recientemente, el ciclo comienza en la puerta 41. Es decir que el año nuevo que los occidentales celebramos el 1 de enero no es realmente el inicio del año solar. En Diseño Humano lo diferenciamos llamándolo El Año Nuevo del Rave.

“Cuando vives un ciclo siendo tú mismo no importa lo que sucede en el ciclo. Realmente no importa; y si hablamos del Nuevo Año del Rave es algo a tener presente. En primer lugar y con respecto a la naturaleza del Nuevo Año del Rave, consideremos que la historia está llena de calendarios y los calendarios desde siempre han sido una de dos: religiosos o políticos. El Año Nuevo del Rave es una realidad mecánica. Es decir, es verdaderamente el comienzo de lo que es un proceso anual. La clave para ello es la magia de la puerta 41, que tiene que ver con la relación que los hexagramas del I’Ching tienen con nuestro código genético. La puerta 41 –llamada El Decrecimiento en el I’Ching– está asociada con lo que se conoce como un codón de inicio –Metionina–. Es el único codón de inicio.

Realmente quiero que comprendáis lo que esto de hecho significa. Todas las formas genéticas de vida, es decir, todas las bioformas de este planeta tienen un código genético que está escrito de tal forma que al comienzo de cada pieza de datos hilvanados –de cada frase genética– siempre está el codón 41. Es por eso que en el momento en que el Sol ingresa en la puerta 41 es cuando estamos tratando con algo realmente especial; es decir que el Sol ingresa en una posición (puerta 41) en la que su influencia influye sobre todas las formas de vida y lo hace en el comienzo de lo que es un ciclo solar.

La puerta 41 en el Mandala

El Decrecimiento – La puerta 41 en el Mandala del Rave

La puerta 41 está en el Centro de la Raíz. En Diseño Humano la Raíz es un centro de presión, es decir que cada año comienza con una presión. Comienza con la presión que allí está; la presión de comenzar cosas. En el I’Ching tradicional (el antiguo I’Ching) es una imagen muy bella; el hexagrama 41 es el hexagrama del decrecimiento; el decrecimiento en el sentido de la poda que un jardinero hace al final de la estación de crecimiento: lo poda todo. Lo poda para que pueda brotar de nuevo. La puerta 41 es sobre la fuente de este eterno potencial inherente en los seres humanos.

La puerta 41 no es sólo el codón iniciador (y por ende del comienzo de las cosas), sino que también tiene un verdadero propósito, y puedes verlo en el modo en que está dispuesta en el Cuerpo Gráfico. El movimiento que va de la puerta 41 a la puerta 30, luego hacia la 36 y desde allí hacia la 35 más arriba se llama el camino de la experiencia humana y es literalmente sobre la naturaleza de lo que es ser humano en este plano; es una corriente de deseo.

La puerta 41 es una puerta de presión, es un deseo. Es el deseo de experiencia. Una de las maneras de deconstruir la puerta 41 es que es una puerta de fantasía; el potencial para increíbles fantasías es inherente a la humanidad. Todos los sabemos. Vivimos en una era en la que se puede hacer una película como Avatar. Se te puede ocurrir cualquier cosa y puedes realizarlo; nuestra imaginación es extraordinaria y tiene sus raíces aquí, en la puerta 41, la fuerza iniciadora, la presión que nos mueve hacia la experiencia.” Ra Uru Hu – Año Nuevo del Rave – Ver Vídeo original

 

 

 

Posts relacionados

Deje su comentario

0
Diseño Humano Argentina con Nadia Soso